Direct Access. Restricciones de volumen



Dentro de la negociación avanzada a través de Visual Chart, existe posibilidad de configurar órdenes enlazadas, órdenes condicionadas y restricciones de volumen y tiempo.
En esta entrada comentaremos cómo podemos establecer restricciones volumen en las órdenes de compra-venta. Son aquellas que imponen determinadas condiciones que se darán en el momento de la ejecución de la orden. Estas restricciones se visualizan pulsando el botón Avanzado del cuadro de diálogo de compra/venta.


También están disponibles en la boleta del menú Operar.


A continuación se detalla en qué consiste cada una de estas restricciones:
Todo o nada. Esta restricción exige que se ejecute la totalidad del volumen de la orden. Es similar al tipo
de orden "Todo o Nada" que existía en  versiones anteriores del programa.
Volumen mínimo. Especifica el volumen mínimo que debe ejecutarse para que se acepte la orden. Esta
permanece en el mercado si en el momento de su introducción se ejecuta al menos un volumen mínimo
que el propio operador habrá introducido.
Volumen oculto. Sólo una parte del volumen se muestra al sistema, quedando el resto oculto a los demás
operadores. Cada vez que se ejecute ese volumen mostrado, automáticamente entrará otra orden por el
mismo volumen hasta llegar a ejecutar el volumen total indicado en la orden.
Ejecución parcial. Este sería el modo '"sin restricción"'. Se permite la ejecución parcial de la orden como se hacía en versiones anteriores de Visual Chart. Esta es la que se aplica por defecto en Visual Chart V.

Tanto en el caso de Volumen mínimo como oculto, en el cuadro de diálogo se activará el campo Volumen bajo las opciones de Restricción de volumen. En este será necesario indicar el volumen mínimo que se desea ejecutar o el volumen que se desea visualizar al resto de operadores respectivamente. A continuación ponemos un ejemplo de configuración de una orden de cada tipo:


Volumen mínimo:
Deseamos lanzar una orden a mercado sobre el valor Acciona (ANA.MC) de 2000 títulos, con un volumen mínimo de 500. En este caso, en el momento de ejecución de la orden, si no hay en la contrapartida cómo mínimo 500 títulos, se cancelará la orden, solo entrará si se produce una ejecución mínima de 500 títulos. 



En la imagen superior vemos el cuadro de diálogo configurado con estas condiciones.



Como se puede ver en la ventana de profundidad, la oferta de venta en la primera posición es de 443 títulos (inferior a 500), por lo tanto la orden se cancela totalmente.



En la solapa Canceladas de la ventana Broker Demo, se puede consultar información acerca de la cancelación de la orden. Volvemos a repetir el proceso, indicando como volumen mínimo 200 títulos.



Vemos que ahora en el campo Volumenaparece el valor 200.



En el momento de ejecución de la orden hay más de 200 títulos ofertándose en la contrapartida por lo tanto se cumple la condición para la ejecución, aunque sea en ejecuciones parciales.



Volumen oculto:

En este caso, supongamos que deseamos lanzar una orden limitada de 5000 títulos sobre Santander (SAN.MC), pero queremos que el resto de inversores vean solo una parte del volumen, en este caso 1000 títulos.


En la imagen anterior se muestra como queda configurada la restricción.

                                                           

           
Al ejecutarse la orden, el usuario puede ver el volumen total (celda con relleno de color verde), pero el resto de participantes en la columna Títulos C de sus cuadros de posiciones, no verían que el aumento en este nivel de profundidad sea un volumen de 5000 títulos, sino sólo un aumento de 1000.



En esta imagen vemos como al llegar la cotización a dicho nivel de precios, los 2000 títulos se ha enviado en ejecuciones parciales.

En próximas entradas en este blog continuaremos con las restricciones de tiempo.





Comentarios

Entradas populares de este blog

AULA DE FORMACIÓN PERMANENTE. Próximos cursos presenciales de bolsa

Cursos online gratuitos

Cuadruple y Quíntuple Media Exponencial - Métodos para tratar de mejorar las prestaciones de la media exponencial